Los propietarios pagan un 6% menos por sus viviendas que los arrendatarios

 En alquileres se pagan 535€/ mes de media mientras que en las hipotecas se tiende a desembolsar 505€.

Alquilar es un 6% más caro que tener una vivienda en propiedad algo que se prevé que irá en aumento ya que un 8% de los inquilinos apuesta por un incremento por parte de sus caseros en una media de 75€/mes, ya a un 13% se aumentó 53€ de media.

Según el informe Casaktua, el coste medio para un alquiler en estos momentos se sitúa en los  535 euros al mes, lo que representa una subida de un 14% respecto a 2018. Así observamos que pese a la leve subida de las hipotecas, pagar una vivienda en propiedad supone un 6% menos de gasto frente al alquiler; Madrid y Cataluña capitanean los precios del alquiler, mientras que en hipotecas las regiones más caras son Valencia y Málaga.

El informe, basado en 3.000 entrevistas a mayores de 25 años con una vivienda en propiedad o alquiler o que están buscando piso, confirma el incremento en los costes residenciales ha comenzado a influir en transacciones inmobiliarias.

Es por esto que los ciudadanos que tienen pensado mudarse a medio o corto plazo se encuentran en dificultades para encontrar los que cubra sus necesidades o se ven en dificultades para asumirlo. El aumento del precio en 8 puntos en el último año en alquiler es el mayor problema, y un 58% reconoce que es uno de los principales obstáculos.

Para una mayoría, el 72%, el precio sigue siendo el factor determinante para adquirir una vivienda; tras esto, la siguiente preocupación es la cuota hipotecaria estimada a pagar (39%).

Cerca del 88% de los encuestados piensa que los costes seguirán aumentando, es por esto que un 22% tiene intención de cambiar de vivienda, están repartido en un 15% en busca de un propiedad frente al 7% que buscará alquileres.

Según el informe, el 58% de los alquilados preferiría comprar, y si esto no sucede esta basado en la economía personal, principal impedimento para hacerse con una hipoteca. Más de la mitad opina que vivir en alquiler es "tirar el dinero" y que una vivienda en propiedad es la mejor herencia que se puede dejar a sus descendientes.

 

Imagenes: Pedro Luis Ruiz Rivas ©