Más detalles para entender los nuevos cambios de la Ley Hipotecaria

Seguimos analizando la nueva ley hipotecaria.

Con más de tres años de retraso y con algunas polémicas, ya ha llegado la nueva ley hipotecaria. La nueva norma entro en vigor el 17 de Junio. Estamos ante una ley más rigurosa, que busca evitar los errores cometidos en el pasado aportando más protección al consumidor, transparencia y reparto de gastos más equitativo entre el cliente y la entidad financiera haciendo que los clientes conozcan su préstamo y sepan qué están firmando.

Ahora empecemos con los puntos clave

 

El más controvertido, la ejecución hipotecaria

Si el retraso se produce en la primera mitad del préstamo esta no se activará hasta los 12 meses de impago, frente a los 3 meses de la anterior.

Continuamos hablando de la subrogación

La nueva normativa facilita el cambio de hipoteca entre entidades bancarias, desapareciendo así la comisión de subrogación. Entre las dos entidades en las que se haga el cambio se establecerá un mecanismo de compensación basado en los intereses cobrados y los pendientes.

La amortización del préstamo.

Bajan a la mitad las comisiones de amortización anticipada para hipotecas de tipo fijo, mientras que el cliente deberá elegir el tipo de amortización a tres o cinco años cuando su hipoteca sea a tipo variable.

La Novación.

Si no estás conforme con las condiciones que firmaste en tu hipoteca podrás cambiarlas sin que la entidad te cobre ninguna comisión por la novación del préstamo.

El nuevo reparto de los gastos.

El cliente solo pagará la tasación. El resto de los gastos serán abonados por la banca (gestoría, IAJD, Notaría y los gastos del registro). Hay bancos que en sus ofertas incluyen también este gasto de forma voluntaria.

La cláusulas suelo, o la no cláusula suelo.

Estas quedan eliminadas de los contratos hipotecarios mientras que la dación en pago será voluntaria y solo se aplicará si lo establecen las partes.

Eliminación de las vinculaciones.

Las entidades no podrán imponer productos vinculados, sí podrán hacer bonificaciones por los productos contratados. Por su lado el, cliente podrá presentar a su entidad pólizas alternativas y estas nunca podrán suponer un empeoramiento en las condiciones en el préstamo.

Rebaja en el interés de demora.

Los intereses de demora planteados en la norma se han rebajado. Se limitará a tres puntos, haciendo desaparecer el interés inicial de la anterior norma.

Elección en la tasación.

El cliente podrá elegir libremente a los tasadores, pudiendo ser personas físicas.

Algunas especialidades de las hipotecas verdes.

Aquellas que vayan dirigidas a proyectos de inversión en eficiencia energética no necesitaran de otorgación de escritura pública y podrán inscribirse en cualquier momento del crédito, sin tener que abonar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

El papel de los notarios.

Realizarán un cuestionario al futuro hipotecado, acción que se realiza para comprobar que entiende las condiciones de su préstamo. El cliente tiene obligación de ir a notario dos veces y será el notario el que deba asegurar el firmante entiende las condiciones.

Comisión de apertura.

En este punto se pueden encontrar grandes diferencias en las entidades, desde las que no cobran nada hasta las que cobran un 2%. La nueva norma no prohíbe el cobro de aunque sí establece que esa tasa se devengará una sola vez y englobará la totalidad de los gastos.

Borrador del contrato.

Según establece la nueva normativa, los futuros hipotecados deberán disponer a partir de ahora del contrato hipotecario diez días antes de la firma para así poder consultarlo con tiempo y dedicación.