Julio registra una subida de firmas hipotecarias del 13%

Las firmas suben mientras el tipo de interés medio baja hasta el 2,56%

Junio supuso una parada en los préstamos hipotecarios tras la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaría que volvieron a recuperarse en Julio.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó hace dos semanas los datos donde se observa la mejoría, con un total de 33.334 nuevas hipotecas, lo que supone un 13% más que en el mismo periodo de 2018 y deja así atrás el descenso interanual del 2,5 que supuso Junio, su primer descenso desde 2013.

Así Julio se vuelve a situar en positivos, algo que ejemplifica la normalización de la nueva ley hipotecaría en el mercado. Las hipotecas crecen un 11,5% con respecto al mes anterior y supone el primer repunte intermensual en 5 años. Pero aun con todo, el INE nos recuerda que estos datos debemos tomarlos con cautela ya que provienen de los datos de los registros de la propiedad a partir de escrituras públicas firmadas con anterioridad.

Desde idealista sostienen que las cifras muestran un entorno de crecimiento sostenido que posiblemente baje referente a los meses de agosto y septiembre. Las cifras muestran una cierta desaceleración, con un repunte interanual del 13% que es algo más bajo que en años anteriores. Fotocasa apunta que el mercado de a vivienda tiende a la estabilización. Los tipos de interés se sitúan en 2,56, nuevo mínimo histórico de toda la serie del INE.

Las hipotecas de tipo fijo presentan un tipo de interés del 3,01% y las variables, 2,28%.

 

 

 

Fotografía: Pedro Luis Ruiz Rivas

Intermediación financiara, otra buena opción para la compra de inmuebles.

La intermediación financiera está ganando adeptos entre las nuevas solicitudes hipotecarias.

La intermediación financiera es algo asentado en el mundo anglosajón y que poco a poco está dejando de ser una opción minoritaria en España, cada vez más personas recurren a ellos para contratar sus hipotecas, algo que es muy beneficioso en los perfiles más delicados.

Una de las principales ventajas de este tipo de servicios es la obtención del 100% del préstamo hipotecario, algo que los bancos nos conceden a particulares, siendo el 80% del valor de compraventa los más usual en esos casos. Otra ventaja es la capacidad que tienen los intermediarios de negociar los periodos de amortización, que por norma general no superan los 30 años, mientras que a traVÉs de la intermediación financiera se logran obtener periodos de 40 años de amortización (solo con algunos productos muy específicos se logran periodos similares para el comprador independiente).

Para aquellas personas que gocen de una situación económica más favorable un intermediario puede renegociar unas mejores condiciones de financiación, asegurando en algunos casos un interés variable desde Euribor más 0,70% o inferior.

Por otro lado, estos profesionales perciben unas comisiones de entre el 2% y el 5% del capital de la hipoteca obtenida, algo que previamente se comunica a los clientes.

Si desea obtener mas información no dude en contactarnos.

 

 

 

 

 

 

 

Fotografía: Pedro Luis Ruiz Rivas

Las rentas de la vivienda llegan hasta un 7%

En cuatro provincias sube un 7% y la renta del alquiler un 3,9%.

Estamos ante las hipotecas más baratas de la historia y con las rentabilidades de los activos de riesgo cercanas a cero. La combinación de ambos factores nos lleva a que la vivienda sea un gran atractivo para la inversión. Anualmente, el rendimiento por alquiler se sitúa en el 3,9%, algo que aumenta hasta el 10,7% se le suma la variación del precio del inmueble.

El bono español a diez años se encuentra en estos momentos con una rentabilidad muy baja, ha caído desde el 1,41% al 0,28%; por su lado los depósitos bancarios apenas dan un 1,25%.

Expertos nos recuerdan, pese a todo, que la vivienda no tiene las mismas ventajas fiscales que otras fórmulas. Los precios de compraventa y rentas presentan evoluciones distintas en provincias y ciudades, por lo que aconsejamos estudiar todas las alternativas antes de tomar una decisión.

Para los próximos meses todo apunta a un crecimiento moderado en actividad y precios. La subida de los alquileres en torno a un 50% pero su rentabilidad ha bajado desde los niveles del 4,7 % de 2014.

Con todo, invertir en viviendas para su posterior alquiler es una de las opciones más interesantes para el ahorrador, con un rendimiento del 5% en 57 municipios. Los expertos advierten que una elevada rentabilidad puede llevar a la incertidumbre, por lo que lo mejor es realizar un estudio detallado. Por ejemplo, la localización es uno de los puntos más importantes para que sea un éxito la inversión, así como orientación y costes de mantenimiento.

Imagen:Pedro Luis Ruiz Rivas